Familia en Tamaulipas murió por disparos de la Marina, concluye CNDH

  • 14 Mar, 2019
  • DESTACADA

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación para la Secretaría de Marina (Semar) por los hechos ocurridos el 25 de marzo de 2018, cuando tres miembros de una familia murieron mientras circulaban en una carretera de Nuevo Laredo, Tamaulipas.

La CNDH concluyó que murieron porque recibieron disparos desde un helicóptero de la Marina, que, además, cuando constató que se trataba de una familia, no los auxilió.

La madrugada del 25 de marzo de 2018, la familia Rojas Ruiz viajaba en su auto de la colonia Roma hacia la colonia Nuevo Progreso, en Nuevo Laredo. A la altura de la carretera Piedras Negras y segundo Anillo Periférico, su automóvil fue baleado desde el aire por un helicóptero de la Marina.

Leslie Ruiz Martínez, así como las niñas Kenia Azul y Chelsea Abril, de tres y cinco años de edad respectivamente, murieron en el ataque; otras dos menores de edad y Efraín rojas, el padre de familia, sobrevivieron.

Siguieron aventándoles desde arriba del helicóptero y empezaron a balacearlos, tenían a mi cuñado herido, apuntándolo, el de la Marina se acercó y se asomó al carro y miró a las niñas heridas y dijo ‘es familia, es familia, mándale la ambulancia’ y se fueron y los dejaron ahí, nunca les dieron auxilio”, relató Sara Analí Ruiz Martínez, familiar de las víctimas.

En ese entonces, la Secretaría de Marina explicó en un comunicado que los disparos al carro de los Rojas Ruiz no los realizó un helicóptero, sino que fueron producto de un fuego cruzado durante un enfrentamiento con presuntos delincuentes y agregó que las balas no correspondían a las utilizadas por la Marina.

Los disparos no fueron al vehículo, bueno, ni siquiera cercanos al vehículo”, aseguró Juan Velásquez, asesor de la Secretaría de Marina, el 27 de marzo de 2018.

A casi un año de estos hechos, la Comisión Nacional de Derechos Humanos publicó la recomendación 4/2019, donde asegura que en los comunicados de la Secretaría de Marina sobre lo ocurrido con la familia Rojas Ruiz “faltaron a la veracidad y la objetividad…”.

La recomendación también detalla que el auto en que viajaban las víctimas presentó 34 impactos de bala desde un plano superior, esto permitió a la CNDH establecer que los proyectiles fueron disparados desde el helicóptero con una ametralladora Dillón, que tiene capacidad para efectuar tres mil disparos por minuto.

La CNDH concluyó que la Marina actuó con uso excesivo de la fuerza letal y fue omisa al deber de prestar auxilio.

La Secretaría de Marina se adelantó apresuradamente a deslindarse, pero no le corresponde a la marina determinar la responsabilidad, sino a la Procuraduría General de la República”, destacó Raymundo Ramos del Comité de Derechos Humanos de Nuevo Laredo, Tamaulipas, el 27 de marzo de 2018.

Peligro de Marea Negra en Francia

Anterior

Peligro de Marea Negra en Francia

SCJN reconoce derecho de decisión de personas con discapacidad

Siguiente

SCJN reconoce derecho de decisión de personas con discapacidad